Body Pump

Body Pump

.

BodyPump es un programa grupal de entrenamiento basado en el levantamiento de pesas, creado y distribuido internacionalmente por Les Mills International. Creado en 1991 por Phillip Mills en��������������������������������������Auckland,��Nueva Zelanda; actualmente está disponible en más de 80 países y en 14,000 clubes deportivos a nivel mundial.

Las clases de BodyPump tienen una duración de 60 minutos y contienen ocho canciones o “tracks”; cada uno enfocado en un grupo muscular diferente, además de un track para el calentamiento al inicio de la clase y otro al final para relajación y estiramientos. Existen también otros formatos de la misma clase con una duración de 45 y 30 minutos los cuales omiten ciertos grupos musculares. Al igual que todas las clases grupales creadas por Les Mills, Bodypump es pre-coreografiado por Les Mills International; para así dar una homogeneidad global al programa.

Las clases se realizan utilizando discos de peso variable, una barra y un banco aeróbico. Los participantes ajustan el peso de acuerdo al ejercicio que realicen y a sus objetivos personales. Los principales grupos musculares son trabajados individualmente con ejercicios como las sentadillas, el levantamiento y peso muerto. El objetivo de la clase está encaminado hacia el fortalecimiento y definición muscular a través de múltiples repeticiones.

Body Pump

Beneficios de la clase:

Bodypump permite remodelar el cuerpo gracias al fortalecimiento y ganancia muscular que se genera en la clase, además de la quema de calorías a lo largo de la misma gracias a las numerosas repeticiones en un periodo de 4 a 7 minutos por cada grupo muscular. En una sola clase de Bodypump se pueden relizar alrededor de 800 repeticiones y quemar un promedio de 600 calorías.

Adicionalmente, Bodypump le permite mejorar su cordinación, proteger sus huesos y coyunturas de posibles lesiones y mejorar su condición física en general.

Recomendaciones:

A pesar que los movimientos en la clase sean simples y fáciles de asimilar; es primordial realizarlos correctamente tal y como el instructor los muestra. La buena postura es clave, se recomienda mantener siempre las rodillas ligeramente dobladas, no tensas y desarrollar los movimientos con suavidad. En cuanto al peso, es necesario elegir una carga adecuada para realizar cada ejercicio. Es recomendable para los principiantes iniciar con una carga mínima e irla aumentando a medida que pase el tiempo; aproximadamente cada seis semanas. Todo esto con el fin de evitar lesiones. Un día de descanso entre dos sesiones es lo más recomendado por los creadores del programa para aprovechar al máximo los beneficios de esta clase; a la cual se recomienda asistir máximo 3 veces por semana y complementarla con 2 ó 3 clases de ejercicio cardiovascular.